Saltear al contenido principal
Consulta preliminar gratuita:  +34 932 12 12 12 endoscopia.dex@quironsalud.es

Reducción del estómago sin cirugía para la pérdida de peso

Reducción del estomago sin cirugía

Los procedimientos endoscópicos están dirigidos a pacientes que hayan intentado otras alternativas, como la dieta, y no hayan conseguido reducir peso.

Dr. EDUARD ESPINET, especialista en Aparato Digestivo y Endoscopia..

Dr. Eduard Espinet. Endoescopista

La reducción del estómago sin cirugía es una realidad que muchos pacientes se pueden plantear para alcanzar su objetivo de pérdida de peso. Se realiza mediante procedimientos endoscópicos y aquí hablaremos de tres muy comunes: POSE, Endomanga y Apollo (Endosleeve).

Ante todo, es importante recordar que la obesidad es una enfermedad muy prevalente, crónica e incurable, que condiciona la aparición de un síndrome metabólico asociado. La dieta y los nuevos fármacos constituyen el pilar fundamental para su tratamiento aunque, en muchos casos, supone un esfuerzo importante con resultados pobres. La cirugía convencional no es del agrado de muchos pacientes por su riesgo, posibilidad de complicaciones, alteraciones anatómicas y/o costes.

Métodos POSE, Endomanga y Apollo (Endosleeve) de reducción del estómago sin cirugía para la pérdida de peso

Durante los últimos años han emergido y se han desarrollado los tratamientos endoscópicos de reducción gástrica. Se realizan sin cirugía, a través de la boca, de forma ambulatoria y/o con mínima estancia hospitalaria. Por ello, ofrecen un alto grado de seguridad. Las más popularizadas las constituyen los métodos POSE, Endomanga y Apollo (Endosleeve).

Los tres métodos son técnicas de reducción del tamaño del estómago mediante sutura endoscópica. Por tanto, se realizan a través de la boca, sin cirugía y sin incisiones ni cicatrices abdominales. Para mayor seguridad del paciente, se realizan bajo anestesia general, pero en procedimientos de menos de 1 hora de duración. Es un procedimiento mínimamente invasivo, rápido, seguro y ambulatorio o de mínima estancia hospitalaria.

¿A qué pacientes se les puede practicar estas técnicas de reducción del estómago sin cirugía?

Los procedimientos endoscópicos para la reducción del estómago sin cirugía están dirigidos a pacientes que hayan intentado otras alternativas, como la dieta, y no hayan conseguido reducir peso. También pueden indicarse cuando se ha recuperado el peso después de someterse a otras técnicas, como el balón gástrico. Son técnicas recomendadas para pacientes con sobrepeso u obesidad leve-moderada (grado I-II, es decir, con un IMC entre 30 y 40 kg/m²). También en obesidades mayores (obesidad mórbida, IMC>40kg/m²) cuando se desestima o rechaza la cirugía.

Diferencias entre los métodos POSE, Endomanga y Apollo

Diferencias en el procedimiento

Los métodos POSE y Endomanga utilizan una técnica parecida. Consiste en la formación de pliegues individuales, sellados mediante suturas hechas de poliéster y nitinol, para conseguir un cierre del estómago.

El POSE actúa principalmente a nivel de la parte alta del estómago (fundus gástrico) y la Endomanga, en la parte media del estómago (cuerpo gástrico). Mientras que el POSE se estima que puede reducir en un 20-25% el estómago y actuar más directamente a nivel hormonal, la Endomanga modifica la anatomía del estómago a modo de “manga o tubo” del estómago, reduciendo en unos 40-45% su volumen y acortándolo en unos 8-10 cm.

El método Apollo utiliza suturas de polipropileno, realiza suturas continuas en todo el cuerpo del estómago y parcialmente en fundus, remodelando el estómago en forma de “tubo o manga”. Reduce el estómago en un 40-45% del volumen y parece actuar más directamente en la capacidad del estómago y en el retraso del vaciado gástrico.

Postoperatorio y recuperación

La recuperación posterior a estos procedimientos es corta. A las 4-6h se puede iniciar una dieta líquida y en 3-4 días el paciente puede volver a su rutina habitual, debido a que es una intervención mediante cirugía endoscópica poco invasiva. A partir de este momento, es importante la implicación del paciente para conseguir alcanzar el objetivo deseado. Para ello, un equipo multidisciplinar de médicos, nutricionistas, psicólogos y asesores deportivos le ayudarán a conseguirlo.

Diferencia en la pérdida de peso

Las tres son técnicas eficaces, entendidas como procedimientos que consiguen una pérdida media de peso total superior al 10% de peso en más del 75% de pacientes intervenidos al año de seguimiento.

Con el método POSE se estima una pérdida media del 15% del peso al año (pérdida media de 18-20 kg). El método Apollo es el procedimiento con el que más estudios se disponen en la actualidad. Arroja una pérdida media del 20% de peso a los 2 años (25-35 kg). Con la Endomanga, aunque existen menos estudios, parece que la pérdida de peso pudiera ser parecida a la que ofrece el método Apollo.

¿Qué método de reducción del estómago sin cirugía es mejor?

Entendemos que lo importante es facilitar una adecuada pérdida de peso al paciente, mediante dispositivos y tratamientos eficaces y seguros. Tanto el método POSE como Endomanga y método Apollo lo consiguen, sobre todo en aquellas personas que no se quieren someter a cirugías más agresivas. Las características del equipo médico y la disponibilidad del hospital en una u otra técnica facilitará la elección de alguna de ellas.

Conclusiones

Los métodos endoscópicos de reducción gástrica se indican en pacientes que sólo con dieta la pérdida de peso resulta insuficiente y no son candidatos o rechazan una cirugía.

Son tratamientos eficaces y extremadamente seguros cuando se practican por endoscopistas y en centros especializados.

Ofrecen una pérdida media de 20-30kg al año y con escasa tasa de complicaciones.

Deben realizarse en hospitales y centros especializados y bajo supervisión de un equipo multidisciplinar.

Si necesita más información, puede contactar con nosotros:

a través de nuestro formulario de contacto
o por teléfono al 932 12 12 12

y le resolveremos todas sus dudas.

Volver arriba