Saltear al contenido principal
Consulta preliminar gratuita:  +34 932 053 213 +34 626 342 397 yolanda.martinez@clinicadiagonal.com

Obesidad y tratamientos endoscópicos por el Dr. Nebreda

La obesidad es una enfermedad crónica, incurable y recidivante. Hay que tomarla en serio para evitar otras complicaciones mayores asociadas, y los tratamientos endoscópicos pueden ser una solución eficaz.

Dr. JAVIER NEBREDA, especialista en Endoscopia Digestiva.

Endoscopista del equipo para el tratamiento integral de la obesidad

El Dr. Javier Nebreda es especialista en Endoscopia Digestiva en la Unidad de Endoscopia de la Obesidad (Clínica Diagonal). En una entrevista para el canal Esplugues Televisió (Barcelona) nos explica de manera muy clara todo lo relacionado con la obesidad, los riesgos de padecerla y los tratamientos endoscópicos que se practican según las características de cada paciente.

Obesidad: ¿una condición o una enfermedad?

La obesidad no es una condición, es una enfermedad que tiene muchas causas (genéticas, hormonales, psicológicas…). Es además una enfermedad crónica, incurable, recidivante (que puede volver a aparecer pasado un tiempo), y potencialmente mortal porque puede generar o derivar en otras patologías y complicaciones. Por eso recomienda tenerla muy en cuenta y tratarla bajo la supervisión de especialistas.

¿Qué son los tratamientos endoscópicos de la obesidad?

Los tratamientos endoscópicos de la obesidad son un conjunto de técnicas que se practican por vía endoscópica y que ayudan a paliar esta enfermedad, a controlarla.

¿Qué técnicas hay?

Hay muchas y de diferentes tipos según sea la patología del paciente. Están los balones intragrástricos que limitan la capacidad del estómago, produciendo una sensación de saciedad y permiten que se pueda seguir una dieta adecuada. Otras técnicas son las de sutura del estómago para reducirlo, realizando pliegues internos o las llamadas técnicas malabsortivas para que los alimentos no se absorban tanto.

¿En qué pacientes está indicado?

Los tratamientos endoscópicos de la obesidad están principalmente indicados en pacientes con sobrepeso y un determinado Índice de Masa Corporal (IMC) que corresponde a un 80% de pacientes. En cuanto a los pacientes que padecen obesidad mórbida, que son una minoría, se les practica un tratamiento quirúrgico.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

Depende del tipo de tratamiento. Por ejemplo, si se trata de la colocación de un balón intragástrico, con una sedación es suficiente porque el procedimiento dura poco. Sin embargo, si se trata de una reducción de estómago donde se realizan suturas y la técnica lleva más tiempo, se aplica anestesia general.

¿Qué ventajas tiene un tratamiento endoscópico de la obesidad?

En primer lugar hay que recordar que los tratamientos endoscópicos de la obesidad son especialmente adecuados para un tipo de paciente al cual no le funcionan las dietas, pero su caso no es tan extremo como para tener que solucionarlo quirúrgicamente.

Es un tratamiento endoscópico, que se realiza introduciendo un tubo por la boca con el instrumental y no hay que hacer incisiones externas. No deja cicatrices y se minimizan mucho los riesgos para el paciente.

¿Se realiza en quirófano?

Habitualmente se realiza en la sala de endoscopias; en una que, evidentemente, esté equipada para tal fin.

¿Cómo es el posoperatorio?

Si se trata de la colocación o de la retirada de un balón intragástrico de 6 o de 12 meses, el paciente regresa el mismo día a su casa. Cuando el tratamiento requiere algún tipo de sutura del estómago y se practica bajo anestesia total, el paciente pasará la noche en el hospital para un mejor control.

¿Hay que hacer algún seguimiento posterior?

Sí. Todo tratamiento de la obesidad comporta un seguimiento posterior integral que lleva a cabo un equipo multidisciplinar: dietistas, psicólogos, internistas, enfermería…

Se trata de ayudar al paciente a crear buenos hábitos de vida y de alimentación y por eso se le hace un seguimiento durante los dos siguientes años después del tratamiento.

Si me hago un tratamiento endoscópico de la obesidad, ¿podré dejar de hacer dieta para siempre?

Cualquier tratamiento de la obesidad, ya sea endoscópico, quirúrgico o farmacológico, deben ir siempre acompañados de un seguimiento dietético para cambiar los hábitos en la manera de alimentarse.

Si no hago dieta, ¿volveré a ganar peso?

Sí. Es fundamental hacer un cambio de hábitos en la alimentación, sea el tratamiento que sea. Hay que ser realistas y concienciarse de la importancia de adoptar hábitos saludables. Si no, está comprobado que se vuelve a ganar peso.

¿Mejoraré en las otras enfermedades que tenga asociadas a la obesidad?

Efectivamente. Para nosotros, lo importante en el objetivo de los tratamientos de la obesidad no es tanto la pérdida de peso como reducir los riesgos de las enfermedades que van asociadas, como el colesterol, la hipertensión, la diabetes, el hígado graso…

¿Qué diferencia hay entre los balones intragástricos y los sistemas de suturas?

Son diferentes técnicas. El balón es de silicona y se coloca en el estómago para ocupar parte de su volumen y conseguir una mayor sensación de saciedad. El paciente come menos porque se siente saciado antes. Pasados 6 o 12 meses se le retira.

Los métodos POSE y Endomanga son sistemas de sutura. Se practican unos pliegues dentro del estómago mediante puntos y se consigue reducir su capacidad. El método Endos-Sleeve es similar, pero en este caso el estómago queda reducido en forma de una manga alargada.

Si necesitas más información, puedes contactar con nosotros:

a través de nuestro formulario de contacto
o por el WhatsApp (626 342 397) que verás al pie de nuestra web 

y procuraremos contestarte lo más pronto posible.

Volver arriba
Abrir chat
¡Hola! Soy Azucena, coordinadora de Endoscopia de la Obesidad, ¿en qué puedo ayudarte?