Saltear al contenido principal

Contraindicaciones para el tratamiento endoscópico de la obesidad

Contraindicaciones Para El Tratamiento Endoscópico De La Obesidad

Los procedimientos endoscópicos son unos tratamientos muy efectivos, innovadores, seguros y rápidos pero no se recomiendan en determinadas circunstancias.

Dr. JAVIER NEBREDA, especialista en Endoscopia Digestiva.

Dr. Javier Nebreda. Especialista en Endoscopía Digestiva

Los procedimientos endoscópicos son unos tratamientos muy efectivos, innovadores, seguros y rápidos que permiten a los pacientes con obesidad perder peso en poco tiempo. Para ello, se estudia previamente el perfil de las personas a tratar, como ya explicamos en nuestro artículo ¿Qué pacientes son candidatos al tratamiento endoscópìco de la obesidad? Sin embargo, no todos los casos son adecuados y es importante tenerlo presente.

En esta entrada vamos a revisar en qué circunstancias no se recomienda un tratamiento endoscópico de la obesidad, ya sea porque se dan ciertas situaciones poco favorables, ya sea porque existen contraindicaciones específicas que lo desaconsejan. Empezamos por definir dos aspectos:

Contraindicaciones absolutas: son aquellas en las cuales no se podrá realizar el tratamiento de manera definitiva.

Contraindicaciones relativas: son aquellas que tendremos que valorar de manera individual en cada caso.

Otro aspecto a considerar es el tipo de tratamiento a realizar porque, por ejemplo, la colocación de un balón puede tener contraindicaciones para un paciente y, sin embargo, un sistema de sutura endoscópica, como el método POSE o el Apollo, no.

Es importante destacar que estos tratamientos se han de realizar en centros multidisciplinares que tengan recursos para poder solventar las posibles complicaciones, como urgencias 24 horas, UCI y servicio de endoscopia y cirugía permanente.

 

Contraindicaciones generales

A continuación os presentamos un resumen de las contraindicaciones generales que dependen del paciente y las que son específicas digestivas.

Las que dependen del paciente

Contraindicaciones absolutas

Será contraindicado un tratamiento endoscópico de la obesidad cuando se den las siguientes situaciones:

  • Pacientes no colaboradores o con incapacidad para entender los objetivos y seguir las normas establecidas en el protocolo.
  • Pacientes con enfermedades sistémicas que impidan un correcto seguimiento.
  • Cuando exista una contraindicación psicológico-psiquiátrica en enfermedades psiquiátricas mayores.
  • Cuando existan toxicomanías, alcoholismo y/o drogadicción activa.
  • En casos de embarazo (actual o en el siguiente año) y lactancia.
  • Cuando exista contraindicación absoluta a la anestesia.
  • Cuando el paciente se niegue a firmar el consentimiento, después de haber recibido toda la información, tanto oral como escrita.

Contraindicaciones relativas

Se realizará una valoración personalizada, caso a caso, en las siguientes situaciones:

  • Si el paciente sigue un tratamiento con fármacos anticoagulantes (cuando no puedan suspenderse). Cuando el paciente siga un tratamiento con fármacos gastrolesivos o antiagregantes, se estudiará de manera individual.
  • Si existe una alteración de la coagulación sanguínea (cuando no sea reversible).
  • Si existe una contraindicación psicológico-psiquiátrica, en enfermedades psiquiátricas menores.
  • Si existen causas hormonales, endocrinas o genéticas de la obesidad.
  • Si el ámbito social-familiar es desfavorable.

Las digestivas específicas

Contraindicaciones absolutas

Será contraindicado un tratamiento endoscópico de la obesidad cuando se den las siguientes situaciones:

  • Cuando exista una patología esófago-gástrica activa* de alguno de estos tipos:

a) Inflamatoria: esofagitis severa, úlcera gástrica y/o duodenal, enfermedad de Crohn.

b) Vascular: lesiones potencialmente sangrantes (varices, angiomas, angiectasias).

c) Neoplasia.

*Podría realizarse el tratamiento una vez resuelta la inflamación activa.

  • Cuando haya presencia de alteraciones anatómicas: hernia de hiato grande (principalmente en balones y POSE) o estenosis u oclusión digestiva.
  • Cuando exista alergia a alguno de los componentes implantables.
  • Si se realiza en centros sin experiencia, sin acreditación ni posibilidad de solucionar complicaciones.
  • Cuando haya contraindicaciones propias de una gastroscopia convencional o sedación/anestesia.

Contraindicaciones relativas

Se realizará una valoración personalizada, caso a caso, en las siguientes situaciones:

  • Cuando existan determinadas alteraciones anatómicas del tracto digestivo superior.
  • Cuando se haya aplicado radioterapia abdominal previa.

Esperamos que este artículo os haya servido de orientación o para despejar algunas incógnitas. Si necesitáis cualquier información adicional, no dudéis en consultarnos.

Foto: Valeria Aksakova / freepik.com

Volver arriba