Saltear al contenido principal

Historia de la endoscopia bariátrica

Historia De La Endoscopia Bariátrica

Una respuesta al tratamiento de la obesidad en pacientes que no tienen indicación quirúrgica.

Dr. JAVIER NEBREDA, especialista en Endoscopia Digestiva.

Endoscopista del equipo para el tratamiento integral de la obesidad

La endoscopia bariátrica surge como respuesta a la necesidad de cubrir el espectro de tratamiento de la obesidad en pacientes que no tienen indicación quirúrgica y como ayuda a la preparación de pacientes quirúrgicos.

Balón intragástrico

El primer dispositivo desarrollado fue un balón intragástrico que se utilizó por primera vez en 1985, aunque presentó excesivos efectos secundarios y complicaciones. Posteriormente surgieron otros modelos, con resultados parecidos y que tampoco se comercializaron satisfactoriamente. Ello condujo a la necesidad de una conferencia internacional multidisciplinar de expertos (Tarpon Springs, Florida, 1987) para establecer las recomendaciones ideales que mejoraran la seguridad y eficacia del balón. Fruto de ello, a finales de los años 90, apareció el balón intragástrico Bioenterics® (comercializado sucesivamente por Allergan®, Orbera® y Apollo®), permaneciendo desde entonces y hasta la actualidad como el balón de referencia, con numerosos estudios publicados sobre su seguridad y eficacia, y habiéndose demostrado como una herramienta terapéutica bien establecida hoy en día para el tratamiento de la obesidad, siendo más efectivo que el tratamiento basado sólo en la dieta. Para intentar mejorar este dispositivo, a lo largo de los 10 últimos años han ido apareciendo nuevos conceptos, diseños y modelos de balones.

Dispositivos de sutura

En el año 2010 surge el primer dispositivo de sutura para el tratamiento primario de la obesidad, el método POSE®. Este, a través de una plataforma endoscópica donde se introducen los diferentes dispositivos de sutura, permite realizar plicaturas o pliegues en diferentes zonas del estómago para reducir la cavidad gástrica y provocar una serie de cambios en las conocidas como hormonas de la saciedad.

En 2013, Apollo® comercializa un segundo sistema de sutura que permitirá realizar, con una serie de suturas continuas, una manga endoscópica emulando la técnica quirúrgica conocida como Sleeve gástrico.

En la misma época aparece el dispositivo Endobarrier®, que es el primer dispositivo malabsortivo estrictamente endoscópico diseñado para crear un by-pass.

En estos últimos años hemos asistido a una notable expansión de las técnicas endoscópicas para el tratamiento de la obesidad. Muchos de estos productos están, hoy en día, aún en fase de estudio y validación (Aspire®, Fractyl®, Endozip®, Magnets®, etc.).

En la actualidad, todos los tratamientos descritos están consiguiendo altas tasas de eficacia y son un método seguro y fiable. No obstante, la industria científica sigue investigando nuevos procedimientos que puedan solucionar las necesidades de más pacientes y conseguir, también, óptimos resultados.

Muchos de estos productos están, hoy día, en fase de estudio y validación (Aspire®, Fractyl®, Endozip®, Magnets®, etc.) y se espera que en los próximos años se puedan incorporar al conjunto de técnicas actuales.

Volver arriba